La justicia

Dos goles del Athletic dan la victoria a los de Ziganda en su estadio. Los verdiblancos, en un mal partido, protestaron un gol que el árbitro no les concedió por error.
El Athletic no se jugaba nada, en términos clasificatorios, alejado tanto del descenso como de los puestos europeos en una gris temporada del equipo dirigido por Ziganda. Pero los leones no querían dejar pasar la oportunidad de dejar un buen sabor de boca a sus aficionados en el penúltimo partido que les quedaba en el Nuevo San Mamés, donde no ganaban desde el 11 de marzo ante el Leganés. Salieron a por todas los del Kuko Ziganda, a pesar de contar con importantes bajas de jugadores titulares, como Raúl García, De Marcos y Balenziaga.
Por su parte, los verdiblancos llegaban tras un magnífico global de ocho partidos sin conocer la derrota y con un solo empate ante el Atlético de Madrid. Le faltan al Betis dos puntos –o que el Sevilla, séptimo clasificado no gane alguno de sus encuentros- para quedar entre los seis primeros clasificados y ahorrarse así la fase previa veraniega de la UEFA. Con varios jugadores pendientes de ser apercibidos y pensando sin duda en el derbi en el Benito Villamarín de la próxima semana, Setién introdujo varios cambios, reservando a Mandi y Barragán en defensa y colocando a Tello en el papel de carrilero derecho.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Los rivales comienzan a conocer el estilo de juego del Betis, presionan arriba e incluso copian el esquema de tres centrales para contrarrestar la superioridad en las parcelas del campo, algo que puso hoy en práctica el Athletic de Bilbao y que le salió a las mil maravillas. Los visitantes estuvieron acorralados, faltos de buenas combinaciones para sacar el balón jugado y sufriendo las internadas de Williams y Munian. Sería precisamente este primero quien tendría la más clara del encuentro, al estrellar un potente zapatazo en el larguero en el 26. Tres minutos después Aduriz anotaría tras un saque de falta, pero su gol fue anulado por fuera de juego. Los de Setién no encontraban la manera de llegar arriba, con sus dos delanteros completamente desconectados del resto del equipo y con la tempranera lesión de Junior que tuvo que abandonar el campo en la primera media hora de encuentro. Antes del descanso, Mikel Rico volvería a estrellar un balón en el larguero nuevamente.
En la segunda parte el Betis salió un poco más vertical, pero sin acabar de generar peligro con un Camarasa bastante activo en la conducción de balón. Ziganda dio entrada a Iturraspe por un cansado Beñat y el Betis hizo lo propio con Rubén Castro, que salió en el lugar del hoy inocuo Sanabria. La intensidad de los leones se vio recompensada, al fin, con el gol de Munian en el 75, al rematar de cabeza en el segundo palo un buen centro de Lekue.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Tocó a arrebato el Betis, primero con un tirazo de Fabián que paró a mano cambiada Kepa en una de las intervenciones del año sin duda y después con un gol incomprensiblemente anulado a Javi García a la salida de un córner al entender el colegiado que Loren había estorbado al portero del Athletic. Con los verdiblancos ya completamente volcados y ya en el añadido, Williams que parecía tener el mismo físico que a principios del encuentro, evitó con una extraordinaria galopada que el balón saliera por banda y continuó hasta internarse dentro del área para dejársela atrás a Aduriz, que marcó a placer la sentencia.
Partido un tanto aburrido el de esta tarde, en el que el Athletic puso más ganas y se llevó merecidamente los tres puntos que le servirán en parte de reconciliación con los suyos. El Betis, ya clasificado para jugar UEFA, conserva la quinta plaza de momento y espera la semana que viene al eterno rival en el que será un partido de alto voltaje.