Mundial

No sé qué expectativas teníais puestas en el encuentro pero la primera es que Arabia Saudí, desafortunadamente, cumplió con ese papel distanciado del fútbol del máximo nivel. Le cuesta mucho todo tipo de situación táctica y competitiva. Se nota cuáles son sus dificultades para progresar hacia el máximo nivel. Muchos problemas colectivos que en el fútbol más competitivo están asentadísimas.

Y de Rusia lo que comentamos ayer en Twitter con #MinutoMundial. Un debut prácticamente soñado, que no sirve para calibrar problemas y posibles márgenes de mejora pero que se saldó con muchas cosas positivas para poder soñar con la clasfiicación. Y claro, Golovin como jugador indispensable. Baja molesta, eso sí, la de Dzagoev. Pintaba a importante.
Golovin fue sin duda el nombre de la tarde, aunque es lógico contextualizar las facilidades que dio el rival. Pero en cualquier caso, sus recursos -y más sin Dzagoev- serán vitales para Rusia.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Por cierto, dentro de que evidentemente representa un gran problema para Cherchesov perder a Dzagoev, sobre todo en términos de recursos, no tengo del todo claro que para los dos partidos que quedan de la fase de grupos no sea mejor la configuración del equipo con Samedov-Cherchesov en bandas, que dará mejor estructura defensiva y más profundidad y contragolpe.
pero por otra parte, hay que decir que si bien no resultó de mucha trascendencia lo de Smolov esta vez, qué futbolista autosuficiente y de movimientos gráciles el ruso. No sé si el gol y el pivoteo previo para el cuarto, además de su envergadura, le garantice a Dzyuba el titularato ante Uruguay, pero me gustaría verlo a Smolov ante la zaga central charrúa. Lo sutil que puede ser frente a la jerarquía y fortaleza celeste. Sería emocionante.
A mí Rusia me gustó, o al menos me causó mejor impresión/sensación que en últimos torneos. Cierto es que delante estuvo una Arabia muy floja y que no sirve para medir a los de Cherchesov, pero al menos la carta de presentación fue positiva. Sobre todo personalizada en Golovin, al que no había tenido oportunidad de ver hasta ayer (aunque había leído mucho y bueno). Y me alegré mucho por Cheryshev, jugador que me encantaba en el Castilla y que últimamente, entre algunas lesiones y demás, apenas destacaba.
También es importante de cara a coger confianza y moral, porque Rusia venía con dudas al torneo y esto le puede suponer una buena inyección de ánimo. Lo único malo, la lesión de Dzagoev.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Arabia…no es solo ya el nivel que pueda tener su plantilla o la competitividad de la misma. Es que además llega al Mundial tras cambiar dos veces de entrenador y Pizzi apenas ha tenido tiempo. Su partido fue muy flojo, dando facilidades, dejando espacios, sin poder intimidar…esperemos que al menos en los restantes puedan dar una versión algo más estimulante.
Si Rusia se había encontrado bien en la presión alta y en la recuperación temprana, fue el ritmo bajo lo que les permitió marcar más diferencias en el cambio de ritmo. Aunque el esfuerzo fuera mayor, solo con acompañar cada transición servía para encontrar hombres libres por el carril opuesto pues las atenciones en el retorno y las coberturas y ayudas al compañero carecían de continuidad en los árabes.

Mundial

El anfitrión arrancó su participación en su Mundial con Dzagoev de segundo punta, con Smolov en el ‘9’, Golovin en la izquierda, Samedov en la derecha y sus dos laterales muy proyectados tanto en la presión como en la posesión. Zhirkov en la izquierda y Fernandes en la derecha ampliaban el campo y permitían a Rusia recuperar muy arriba a pesar de perderla rápido. Uno de los condicionantes del choque radicó en que las dificultades defensivas y competitivas de los saudíes impidió valorar con exactitud y valor real lo que Rusia puede mostrar en esta fase de grupos. Los rusos fallaban pases pero ganaban segundas jugadas por consecuencia de su altura defensiva. En el momento en el que Arabia Saudí perdió toda posibilidad de instalarse arriba, comenzó a abrir sus líneas y dejar tiempo y espacio para que cada recepción de cualquier jugador ruso significara correr. Ahí, Golovin fue goteando apariciones de calidad, sobre todo desde la arrancada, virtuosa y sencilla, muy natural, con mentalidad para jugar en largo y cambiar de ritmo o dirección con inteligencia.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Desde su golpeo se adelantó Rusia, y posteriormente se lesionó Dzagoev, que estaba también sumándose a las transiciones de tres contra tres pero cuya ausencia permitió al bloque ruso activar desde el banquillo a Denis Cheryshev, el otro gran nombre de la noche. El del Villarreal fue el consecuente segundo panel al bloque defensivo bajo que Golovin, como bisagra, unió para jugar al espacio mientras los saudíes intentaban superar líneas sin garantías ni conceptos en campo contrario. De entre las mayores dificultades de los hombres de Juan Antonio Pizzi estribaron los problemas para asegurar la pelota entre varios hombres. A la segunda conexión, Rusia imponía su mayor calidad física y táctica para irrumpir en la acción e interrumpir el avance.
Si Rusia se había encontrado bien en la presión alta y en la recuperación temprana, fue el ritmo bajo lo que les permitió marcar más diferencias en el cambio de ritmo. Aunque el esfuerzo fuera mayor, solo con acompañar cada transición servía para encontrar hombres libres por el carril opuesto pues las atenciones en el retorno y las coberturas y ayudas al compañero carecían de continuidad en los árabes. Así fue muy sencillo que el futbolista ruso disfrutara de un contexto favorable para aumentar la ventaja. Un partido a imagen y semejanza de un debut mundialista soñado, en el que la pieza más joven y talentosa tuvo motivos para medirse ante la Uruguay de Tabárez como un tipo al que, cuanto menos, respetar.
No sé qué expectativas hay puestas en el encuentro pero la primera es que Arabia Saudí, desafortunadamente, cumplió con ese papel distanciado del fútbol del máximo nivel. Le cuesta mucho todo tipo de situación táctica y competitiva. Se nota cuáles son sus dificultades para progresar hacia el máximo nivel. Muchos problemas colectivos que en el fútbol más competitivo están asentadísimas.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Y de Rusia lo que comentamos ayer en Twitter con #MinutoMundial. Un debut prácticamente soñado, que no sirve para calibrar problemas y posibles márgenes de mejora pero que se saldó con muchas cosas positivas para poder soñar con la clasfiicación. Y claro, Golovin como jugador indispensable. Baja molesta, eso sí, la de Dzagoev. Pintaba a importante.

Madrid

Ayer el Liverpool comienza muy bien; gran trabajo de Klopp. Y tiene algunos muy buenos jugadores, también en defensa como los centrales que me gustaron bastante. Pero eso de “equipazo” me suena exagerado, la verdad, habiendo visto el fútbol que he visto en los últimos 10-15 años. Y ya no digo del Bayern, que estaba muy lejos, pero mucho, de lo que fue en 2012 y 2013 y aún así sometió posicionalmente durante gran parte de la eliminatoria. El Madrid ha jugado muy mal casi todo el año, y no pasa nada por reconocerlo. Yo soy madridista y obviamente lo que prefiero es ganar, pero si voy a comentar algo en Ecos no me voy a inventar un nivel colectivo que no he visto. Otra cosa es que aún en contextos tácticos desfavorables haya tanta calidad en tantas piezas que es muy difícil no ganar: el suelo de este equipo es muy alto. Pero opino que el techo también lo es, y hay mimbres de sobra para que no te tosa prácticamente nadie en el fútbol europeo en ninguna competición durante años. Hablo de ganar goleando exhibición tras exhibición. El plantillón es tremendo, y creo que no terminamos de ser conscientes porque se gana con un plan de mínimos.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
No exageremos. El Madrid ayer gana bien, no solo eso… a parte del gol del Liverpool (que viene a balón parado), solo recuerdo una parada buena de Keylor. Los primeros 15 minutos fueros Reds, pero hubo más pregol que ocasiones claras, vale que Varane estuvo muy bien, pero es que yo contaba con Varane y Ramos. A partir del minuto 15 el Madrid se hace con el balón, otra cosa es pensar que con Salah el liverpool tiene más peligro, otra que fue la única causa de la derrota Devil. Ojo, que los errores son del portero no de cara a puerta, no veo como soluciona eso Salah… por cierto, a parte del MC (que esta por verse su competitividad en Europa) a que grande ganó el Liverpool en esta Champions? Yo creo que el Madrid era el primer gran escollo al que se enfrentaba.

A los que dicen lo de la entrada de Ramos a Salah, Salah está bien, eh! No se ha quedado sin carrera ni nada parecido. Un trance del juego desafortunado y punto… lo mismo qie Carvajal para mí. Agarres entre jugadores y entradas las hay a miles…
El gran bayern del 2012 o 2013, que estoy de acuerdo, que era un equipazo. Pero gano la final justo , justo al Dormund, no es que hiciese un superpartido y la final que perdio contra el chelsea , pues no estuvo inspirado, considerando que aquel chelsea , pues era un equipo con jugadores que tenian mucha historia de partidos en cahmpion detras, cosa que este liverpool no tanto.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El bayern , pues hemos visto estas dos champion y tampoco es que este tan lejos del madrid, ha pasado el madrid por detalles, y ademas que el bayern es un equipazo, igual con jugadores que le hacen daño al madrid , como los laterales, etc,
es decir pensar que el madrid esta muy lejos del bayern yo de ver esta champions no lo veo.
el madrid no es tactico? bueno el madrid es el equipo que mejor ha sacado el balón desde atrás en esta champion y sin errores ( el city fallo en esto, que es el ejemplo máximo de salida de balón ).
el madrid tuvo equilibro bajo mas , hasta de tercer central a Kroos y los últimos minutos kroos subió mas a presionar y dar salida, no especulo tirándose atrás , eso es también táctica, o el partido de Modridc contra el bayern es táctica.

Madrid

Pues de no mediar la lesión de Salah yo sí creo que hubiése quedado un partido bastante competido por lo menos. Es evidente que el RM tiene más calidad y suficiencia emocional, pero en esos primeros compases perdió muchísimo dominio territorial, y cuando buscaba hilvanar pases estos se producían a una altura muy baja, con poca posibilidad de batir línea, resultando inocuos para los Reds. Solo el excelso trabajo de la dupla de centrales en área propia privó a los ingleses de varias chances de valor gol en las primeras instancias de partido. Luego los Reds acusaron su consabida falta de calidad una vez su estrella egipcia abandonó el cesped y de ahí devino la decimotercera.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Mismamente, contra un Bayern sin Neuer, Vidal y Robben los blancos fueron inferiores en números y sensaciones a 180 minutos, otra cosa es la tremenda puntualidad con el detalle que han tenido los blancos en esta CL, algo prácticamente sin parangón, unas veces por pura calidad y en otras adoptando tintes cuasi místicos. Si este equipo no le da una vuelta de tuerca a lo hecho este año y se ampara únicamente en la narrativa, la más que presumible mejoría de muchos de sus rivales provocará más escenarios de inferioridad como los de semifinales y final pre-lesión de Salah. Y en una de estas el cántaro quizá acabe rompiéndose.
Yo la verdad es que veo casi que imposible que el Madrid no practique mejor futbol la proxima temporada. Sobre todo porque este nuevo éxito le ha dado a Zidane una credibilidad con el grupo de jugadores casi ilimitada, diría yo. Otra cosa muy distinta es que lo mas seguro no gane la Champions otra vez.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Pero a Zidane de seguro le van a dar tiempo para preparar una mejora tactica en el equipo, estoy segurisimo de ello.
La táctica es muy importante, pero, sobre todo en Champions, los equipos trabajados en general no se atreven a dar su mejor versión por el miedo, y ahí la calidad individual pesa muchísimo más. Pero, con esta misma calidad y mejor organización, obviamente todo iría incluso mejor. Aunque yo creo que con Mou (que ya desde su segunda temporada se consiguió un parcial favorable en resultados de Clásicos) había alguna opción más para meter más calidad en el campo. Al fin y al cabo, la banda de Arbeloa y Khedira estaba un poco coja a nivel técnico y se podía flotar.
Ayer el Liverpool comienza muy bien; gran trabajo de Klopp. Y tiene algunos muy buenos jugadores, también en defensa como los centrales que me gustaron bastante. Pero eso de “equipazo” me suena exagerado, la verdad, habiendo visto el fútbol que he visto en los últimos 10-15 años. Y ya no digo del Bayern, que estaba muy lejos, pero mucho, de lo que fue en 2012 y 2013 y aún así sometió posicionalmente durante gran parte de la eliminatoria. El Madrid ha jugado muy mal casi todo el año, y no pasa nada por reconocerlo. Yo soy madridista y obviamente lo que prefiero es ganar, pero si voy a comentar algo en Ecos no me voy a inventar un nivel colectivo que no he visto. Otra cosa es que aún en contextos tácticos desfavorables haya tanta calidad en tantas piezas que es muy difícil no ganar: el suelo de este equipo es muy alto. Pero opino que el techo también lo es, y hay mimbres de sobra para que no te tosa prácticamente nadie en el fútbol europeo en ninguna competición durante años. Hablo de ganar goleando exhibición tras exhibición. El plantillón es tremendo, y creo que no terminamos de ser conscientes porque se gana con un plan de mínimos.

Modric

A nivel de sistema, el fútbol de Luka Modric debe ser analizado como un alivio, además de un contrapeso, ante todos esos detalles que la pizarra del Real Madrid no llega a alcanzar. En el aspecto defensivo, sin ir más lejos, es lógico reconocer que el Real Madrid obtuvo su pase con muchísimo sufrimiento ante el Bayern de Alaba, Ribéry y James Rodríguez. Pero ese mismo encuentro sirve como ejemplo para contextualizar las múltiples virtudes que el futbolista croata atesora sin el balón entre sus pies, en cuanto a su lectura y agresividad para meter la pierna. Algo que, en pos de lo mucho y muy bien que se mueve este Liverpool atacando, no es para nada descartable que deba volver a repetirlo en (in)contadas ocasiones. Aunque, reflejo de todo lo que sus atributos representan, que el Liverpool pueda ser más o menos agresivo con su planteamiento también depende, en gran medida, del acierto potencial que demuestre el ‘10’ del Real Madrid consigo mismo y para el resto. En este sentido, tanto él como Sergio Ramos guardan tras de sí algunas de las claves que más dañopodrían generar a este Liverpool.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Con balón, retomando la anterior comparativa, el dinamismo de Luka Modric fue uno de los grandes sostenes competitivos del Real Madrid que se impuso en Cardiff. Su seguridad en los primeros pases, su lúcida interpretación del escenario, sus profundas conducciones interiores –por donde al Madrid, más allá de Isco y Benzema, le cuesta ganar muchos metros-, así como sus cambio de ritmo y orientación con el exterior del pie derecho fueron, plasmados en un algoritmo colectivo, argumentos de mucho peso para que el vigente campeón acabase el curso con la suma de un buen puñado de certezas de un valor incalculable: su control del esférico, la transición defensiva y un conglomerado de individualidades potenciadas dentro del esquema. Modric, entre esa serie de movimientos en los que va, viene, recibe y sale fintando entre varios rivales, para después, como si no le costase ningún esfuerzo, mandar la pelota al punto donde siempre demanda la acción –con una fuerte inclinación para hacerlo girar de un lado al otro en función de Carvajal y Marcelo; ese cambio de sentido que tanto daño hizo al Bayern, por poner un ejemplo-, es el primer
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
responsable de insuflar la fuerza y dirección necesarias que algunos denominan ritmo. Porque en realidad, es como si Modric se hubiese pasado todo este tiempo repitiendo su carrera ante el United. Solo que, a diferencia de aquella vez, en lugar de disparar, se detiene, otea el horizonte, llena sus pulmones e ilustra, siempre a su manera, por qué es el mejor de entre los mejores.
Recibió de Sergio Ramos en la frontal. Controló, levantó la cabeza y miró sin torcer el gesto, como siempre han hecho todos los genios, para constatar el objetivo que su cerebro ya había detectado. Aprovechó el semifallo de Cleverley, a medio camino entre salir a por él y marcar al sevillano, y con uno de esos controles en los que mezcla potencia, velocidad y sentido de la orientación pasó por delante de Carrick. El inglés salió (tarde y mal) para tratar de bloquear un disparo que él, nacido y criado en la Premier.

Modric

Y ese, además del que pregona la súper potencia goleadora de Ronaldo, es el discurso al que se ha venido aferrando el Real Madrid a lo largo de las últimas temporadas; en vistas a que este sábado tiene la oportunidad de levantar su cuarta Champions en los últimos cinco años. El de Zadar, una de las ciudades más bellas que contempla el Adriático, cumplirá 33 otoños en el próximo mes de septiembre, pero su fútbol respira preeminencia y frescura por los cuatro costados. Ahora bien, para desarrollar este hecho, conviene apuntar que Modric no es el mismo que el de 2012, ni el de 2013, ya que ni siquiera guarda todas las similitudes con el de 2016. En base a esa constante adaptación a las circunstancias es cómo Modric ha conseguido ser, aún a estas alturas del presente 2018, la figura sobre la que el Real Madrid ha implantado su actual hegemonía para con el fútbol mundial. El mediocentro croata, gracias a la evolución que

Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
ha ido experimentando durante todos estos años, es un adelantado al juego de posición que simboliza, o cuanto menos orienta, (casi) todo proyecto que se haya levantado a partir del año 2010.
Luka Modric disfruta donde (y cuando) peor se lo pasan el resto de los mortales. Si el futbolista croata está bien –se debe incidir en este detalle, ya que durante esta temporada ha dejado ver sus máximos pero también sus mínimos- su juego es indispensable para equilibrar las dos mitades del actual campeón de Europa. Ramos, Marcelo, Modric y Cristiano son, al margen de otro tipo de matices, los cuatro grandes pilares sobre los que el Real Madrid ha edificado su dominio en lo que va de lustro. Pero el caso de Luka es realmente significativo por todo lo que le da al equipo a partir de su posición como interior derecho. Llegó al Real Madrid de José Mourinho para acompañar a Xabi Alonso, Khedira y Mesut Özil desde una zona y un rol intermedios a todos ellos; fue interior con Ancelotti en un 4-3-3; y ahora, desde la llegada de Zinedine Zidane ha visto cómo, sin profundizar mucho más en su entorno, fija y desfija una posición que le ha llevado a recorrer muchísimos kilómetros. Una función que este sábado, como ya le sucedió en la visita del Bayern al Santiago Bernabéu, deberá volver a nivelar al principio y final de cada arrancada ante los múltiples peligros que le propondrá este Liverpool en la final de Kiev.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A nivel de sistema, el fútbol de Luka Modric debe ser analizado como un alivio, además de un contrapeso, ante todos esos detalles que la pizarra del Real Madrid no llega a alcanzar. En el aspecto defensivo, sin ir más lejos, es lógico reconocer que el Real Madrid obtuvo su pase con muchísimo sufrimiento ante el Bayern de Alaba, Ribéry y James Rodríguez.