Colombia

Entre Inglaterra y Bélgica, su elección es clara: Colombia. “No hay diferencia, no nos preocupa el rival sino de lo que tenemos que hacer nosotros y más en este torneo, que no hay equipo fácil. Es de los más parejos. Cualquier, lo importante es ganar y seguir adelante”.

Fue Inglaterra. Pero es el Mundial del adiós del campeón en primera ronda y la feria de lo inesperado: “Muchos equipos que la gente los veía un poco débiles dan al sorpresa”, se aferra el chocoano.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
No duda el volante que más sufrió el juego vertical y peligroso al señalar al rival más duro de esta primera ronda: “Senegal”, dice. “Hizo un muy buen trabajo defensivo, muy fuerte, con jugadores muy veloces. Pero el equipo siempre creyó, nunca se vio por fuera de esta fase y hoy lo hemos logrado”.

Toda ayuda extra suma: “Gracias al VAR, que jugó a favor nuestro, pudimos confirmar que no fue penalti. Eso hubiera cambiado el trámite del partido”, asegura La Roca, con algo de nostalgia, pensando todavía que pudo ahorrarse una innecesaria tarjeta roja.
Su evaluación del equipo que sufrió pero acabó siendo líder del grupo H es más grande y más valiosa que todo lo que se ha dicho hasta el momento: “El equipo mostró jerarquía y madurez”. Todo lo que faltaba, todo lo que hará la diferencia en el Mundial de Rusia.
Lo clave es que, como dice Sánchez, “estamos en la siguiente fase” y el tiempo para celebrar es tan corto que hay que vivirlo a plenitud. Es momento de escribir sobre la Roca una nueva historia.

Sánchez ha sido el dueño de la posición durante muchos años y, aunque aparezcan grandes jugadores como Wilmar Barrios, que lo suplió de la mejor manera en el juego contra Polonia, su titularidad sigue siendo indiscutible y será la primera roca para detener el juego de los ingleses.

Todo esfuerzo tiene su premio y Sánchez, que tuvo que salir en el primer juego del Mundial, que buscó un equipo donde tuviera la continuidad (Espanyol, de España) deseada para llegar con ritmo, a pesar de no querer salir de donde estaba (Fiorentina, de Italia), ahora estará a cargo del medio campo para volver a clasificar a unos cuartos de final de un mundial, tal y como lo hizo en Brasil 2014.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Es la hora de la revancha para ‘La Roca’, un luchador que vive por la Selección.
No tiene par, primero, porque no hay otro como él en la Selección Colombia y, segundo, porque es el número uno: solo, único, específico y a contrasentido. En un juego con los pies es el único que lo hace con las manos. Valiente o loco o ambos, pero siempre, definitivo, el portero, es el principio de la alineación del equipo y, a veces, también el fin. David Ospina lo sabe, como la mayoría que, como él, también usa sus manos en los estadios del Mundial de Rusia para aplaudirlo.
Los reflectores disparan su rayo de luz a la cabeza de Yerry Mina, ese nuevo faro de gol que guió a la Selección Colombia a los octavos de final, e iluminan el túnel por el que cojea lesionado James Rodríguez. A la sombra de las estrellas del momento, pasan por la alfombra verde rusa los actores que le dan brillo a la clasificación de Colombia.